En el marco del programa formativo en ciencia que desarrolla la Universidad de Valparaíso hacia la comunidad, la investigadora Kathleen Withlock, del Centro de Neurociencia de la Facultad de Ciencias de esta casa de estudios, desarrolla el taller Ciencia al Tiro, para los niños del séptimo año básico de la escuela República Árabe Siria de Playa Ancha. En ese contexto, la académica enseñó a los alumnos a usar una brújula.

Junto a un grupo de alumnos de doctorado, la profesora explicó algunos conceptos de ángulos y cálculo de metros en pasos, métodos a través de los cuales motivó a los niños a conocer los sentidos de orientación.

Instrumental en mano, los menores utilizaron el patio y los rincones de la escuela para ubicarse en los cuatro puntos de orientación, con el objetivo de salir de la sala de ciencias utilizando la brújula para seguir la dirección guiada por las instrucciones de la científica.

“Ellos usan la brújula para ubicar la dirección en grados, y después calculan cuántos pasos necesitan hacer para lograr el punto. Para esto hay cinco grupos que pasan por todas las direcciones hasta llegar acá con las firmas de los tíos —los alumnos del doctorado—, que consiguen cuando van recorriendo el sendero”, explica la científica.

El objetivo es que los niños aprendan en forma eficiente a orientarse con la ayuda de la brújula: “Sabemos que estamos en el hemisferio sur y que el sol se ubica en la parte norte del cielo. Cuando hicimos el taller del horno solar el año pasado, los niños no sabían eso, así que parte del presente taller fue hablarles a los niños de dónde se ubica el sol en el cielo, y si están mirando su brújula, pueden chequear que están mirando hacia el norte”, señala la entusiasta académica.

Agrega que “las personas piensan que están mirando hacia el norte, pero en verdad la mirada está dirigida hacia el sur por naturaleza; si están mirando hacia el norte, el sol debe estar pegando hacia la cara, y cuando lo hacen en dirección al sur, el sol topa la parte de atrás de la cabeza”.

Whitlock es categórica al afirmar que la enseñanza del uso de la brújula para los niños significa comprender el concepto de leer un mapa, entender la orientación en caso de pérdida en un determinado lugar y ubicarse en un espacio superando la desorientación.

Con una imagen de Google Earth en que aparece la escuela, la investigadora hizo un mapa para los niños en el que calculó las distancias y ángulos, confeccionando una guía que sirvió a los niños para entender el verdadero sentido del uso de la brújula para encontrar un determinado lugar.

Publicado viernes 8 de octubre de 2010 en portal institucional de la Universidad de Valparaiso (http://www.uv.cl)

Link a publicación original



Compartir:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter